martes, 31 de mayo de 2011

"Instrucciones para llorar"





















Ilustración: la fierrito

Instrucciones para llorar. Dejando de lado los motivos, atengámonos a la manera correcta de llorar, entendiendo por esto un llanto que no ingrese en el escándalo, ni que insulte a la sonrisa con su paralela y torpe semejanza. El llanto medio u ordinario consiste en una contracción general del rostro y un sonido espasmódico acompañado de lágrimas y mocos, estos últimos al final, pues el llanto se acaba en el momento en que uno se suena enérgicamente. Para llorar, dirija la imaginación hacia usted mismo, y si esto le resulta imposible por haber contraído el hábito de creer en el mundo exterior, piense en un pato cubierto de hormigas o en esos golfos del estrecho de Magallanes en los que no entra nadie, nunca. Llegado el llanto, se tapará  con decoro el rostro usando ambas manos con la palma hacia adentro. Los niños llorarán con la manga del saco contra la cara, y de preferencia en un rincón del cuarto. Duración media del llanto, tres minutos. 


Julio Cortázar
Instrucciones para llorar de Historias de Cronopios y Famas

Monstruos

A veces, los monstruos aparecen
en cualquier lugar...
Fotografía: Javier Herrero
Realizada con cámara de 2 Mpx de teléfono móvil Nokia 

lunes, 30 de mayo de 2011

Fruta extraña



Poema de Abel Meeropol, publicado originalmente 
como Bitter Fruit, bajo el pseudónimo de Lewis Allen.
Canta Billie Holiday

Fragmento del libro 'Matar a Platón'

 
























Escribir
para curar
en la carne abierta
en el dolor de todos
en esa muerte que mana
en mí y es la de todos

escribir
para ahuyentar la angustia que describe
sus círculos de cóndor
sobre la presa

aunque en el alma no
en el alma
la estimación del tiempo que concluye
y es arriba
algo más que un silencio
con ojos semiabiertos

escribir
como condescendencia y como rebeldía
sin elección
sin pausa
porque se va la luz, las fuerzas
se le acaban
y el ser se va de vuelo
en las garras de un ave
carroñera

escribir

para decir el grito
para arrancarlo
para convertirlo
para transformarlo
para desmenuzarlo
para eliminarlo
escribir el dolor
para proyectarlo
para actuar sobre él con la palabra
escribir para curar
escribir para guarecerse
escribir como si cerrase los ojos
para no cerrarlos
para mover la mano y seguir su curso
para sentirse viva
AÚN
para aplazar la angustia
como simulación
para guiar la mente y que no se desboque
para controlar lo controlable

escribir

como quien deja la luz encendida
y duerme de pie sobre sí mismo
para saldar las cuentas con el miedo


escribir
para reorganizar

escribir
sin hacer concesiones

escribir
como quien des-espera
para cauterizar
para tomarle las medidas al miedo
para conjurar
para morder de nuevo el anzuelo de la vida
para no claudicar

escribir
para apuntar al blanco

escribir
con palabras pequeñas
palabras cotidianas
palabras muy concretas
palabrasojo
palabras animales
palabrasbocadegato
ásperas por dentro y por fuera
suaves como “tal vez”
palabraslatigazo
como “demasiado” y “tarde”

escribir

para no mentir
para dejar de mentir
con palabras abstractas
para poder decir tan sólo lo que cuenta
decir que a las once
de la noche de hoy
mientras la luz calienta
el lado izquierdo de mi almohada
y la sábana verde se desdobla
en el espejo del armario
estoy en mí
en el lugar en que acostumbro
a encontrarme
en este aquí hecho de extraña
duración en lo mismo
repitiéndome
la carne dolorida
los huesos lastimados
los nervios, la piel
tirante, amoratada
el pelo encanecido
el grito sólo postergado
y hoy a las once
de la noche de hoy
mientras la luz calienta
el lado izquierdo de mi almohada

muere un niño
o dos o no sé cuántos
mueren y una anciana dice
sus últimas palabras
o no las dice y muere
y es otra la que habla
pero no habla, dice
apenas dice y muere
sin decir
apenas
nada
y algo se me atraganta
tal vez un alarido
largo como las once horas de esta noche
o tal vez la conciencia
que duerme encendida
como una lumbre la conciencia
de todos los que mueren
como una fogata
un espantoso incendio
que prende en las ventanas
de la ciudad y en el mar no se apaga
una conciencia absurda
una antorchahorizonte
la conciencia de todos los que saben
que se están acabando
en sus huesos de antorcha
hoy, mañana, siempre

escribir

todas las muertes son mi muerte
mi grito es el de todos
y no hay consentimiento
escribir

¿para consentir?
¡escribir para rebelarse!
no hay lugar para plegarias
no hay lugar para el sosiego
el ajuste de las almas
se hace en rebeldía

Estamos solas
y nos pertenecemos.
En nosotras está el poder
Somos un pueblo de almas
en rebeldía
¡Despertad!
Lo que escribo aquí
se traza en el aire
el dolor es la senda
el dolor es el medio
por el dolor la fuerza
que combate el dolor
y lo transforma
por el dolor deshago
mi dolor en lo ajeno
y el ajeno en el mío

escribir

para des-esperar
por todos los que están
por todos
los que fueron
los desaparecidos
escribir para cuidar
sus desapariciones
para alimentarlas
para que no se enturbien
no tan pronto
no tan siempre
pronto
escribir
¿y no hacer literatura?


¡y qué mas da!:

hay demasiado dolor
en el pozo de este cuerpo
para que me resulte importante
una cuestión de este tipo.
Escribo

para que el agua envenenada
pueda beberse.

Chantal Maillard
Matar a Platón (Tusquets, 2004)

sábado, 28 de mayo de 2011

De bebidas espirituosas



Bad, bad whiskey
Bad, bad whiskey
Bad, bad whiskey
Made me loose my happy home
Made me loose my happy home

Whiskey endless women
Is driving me out of my mind
Ev'ry time I get a lover that's tough you know
I think I'm doin' just fine
Bad, bad whiskey
Bad, bad whiskey
Bad, bad whiskey
Made me loose my happy home
Made me loose my happy home

I went out last night
Finally knocked myself outta sight
I got full of that bad stuff
And almost started a fight
Bad, bad whiskey
Bad, bad whiskey
Bad, bad whiskey
Made me loose my happy home
Made me loose my happy home

I wanna tell you baby
I'm now feeling just fine
I think I'll stop drinking whiskey,
And going back to bad wine
Bad, bad whiskey
Bad, bad whiskey
Bad, bad whiskey
Made me loose my happy home
Made me loose my happy home

Let me tell you
Oh, that bad whiskey
Oh, that bad whiskey
Oh, that no good whiskey

Amos Milburn (abril 1, 1927 - enero 3, 1980)

viernes, 27 de mayo de 2011

Shackleton




Tres cajas de whisky del explorador Ernest Shackleton pasaron un siglo olvidadas y congeladas en una roca debajo de la cabaña que utilizó como plataforma en su incursión en el Polo Sur 
hace 103 años. Tras el hallazgo de las cajas, tuvieron que transcurrir cuatro años de estrategias antes de que se pudieran extraer con seguridad, pasar una estancia en Nueva Zelanda, donde 
se descongelaron las botellas en un laboratorio en condiciones muy específicas, un viaje 
en jet privado de regreso a Escocia y ocho semanas de rigurosos análisis. La destilería 
Whyte & Mackay, de Glasgow, actual propietaria de los derechos, ha producido una 
"réplica exacta" de dicho whisky, en una edición limitada de 50.000 botellas para amantes 
del whisky de malta (y para los amantes tronquistas que pudieron disfrutar de una de ellas).

jueves, 26 de mayo de 2011

De celebraciones por 100 entradas



100% 100

Blues


























Un tipo amaneció una mañana teñido de azul.
Extrañado, se preguntó qué pudo haber provocado ese cambio de tonalidad en su piel.
No había tomado ningún tipo de sustancia extraña que pudiera estar distorsionando su percepción.
Al menos no recordaba haberlo hecho. Cierto que la noche anterior fue bastante dislocada y que algunos momentos permanecían ocultos en lo más profundo de su mente y no podía acudir a ellos.
En cualquier caso, no conocía ni había oído hablar de nada que pudiera cambiar de esa forma el color de la piel.
Haciendo un esfuerzo, recordó vagamente a una mujer que había conocido entre los vapores del alcohol y con la que entabló una conversación a tropezones y con bastante torpeza.
Puede que entonces se enamorara de ella. Aunque ahora, al amanecer, su sensación era más bien la de sentirse un poco ridículo por lo que pudo haberle dicho a aquella desconocida, de la que tampoco podía recordar su nombre, si es que en algún momento lo supo. La recordaba hermosa, seductora... Pero tampoco supo discernir si esa atracción pudo estar demasiado ahogada en la ebriedad.
¿Debería intentar encontrarla de nuevo? Quizás ella tuvo que ver con el tinte azulado de su piel. Si fue así, ¿lograría que ella le devolviera su color original?


Se miró nuevamente al espejo y descubrió que se gustaba.
Aunque cierta melancolía le invadió cuando pensó en su antiguo color rosado.

miércoles, 25 de mayo de 2011

El borracho en primavera


Gustav Mahler / Li Bai
La canción de la Tierra (Das Lied von der Erde)
Quinto Movimiento: El borracho en primavera (Der Trunkene im Frühling)
Escrito por Li Bai (701-762), poeta romántico de la Dinastía Tang
































Si la vida es sólo un sueño,
¿para qué, entonces, el esfuerzo y la pena?
Yo bebo hasta que ya no puedo más,
¡todo el querido día!
Y cuando ya no puedo beber más
porque el gaznate y el alma están llenos,
entonces camino vacilante hasta mi puerta
y duermo maravillosamente.
¿Qué oigo al despertarme? ¡Escucha!
Un pájaro canta en el árbol.
Le pregunto si ya es primavera...
Para mí, es como un sueño.
El pájaro responde, parloteando: ¡Sí! ¡La primavera
ya ha llegado, ha venido por la noche!
Con el asombro más profundo, escuché atentamente,
¡el pájaro canta y ríe!
¡Me lleno nuevamente la copa
y la vacío hasta el final,
y canto, hasta que la luna brilla
en el oscuro firmamento!
Y cuando ya no puedo cantar más,
me duermo otra vez.
¡Qué me importa la primavera!
¡Dejadme estar borracho!

martes, 24 de mayo de 2011

Gustav Mahler

                                  Foto: Boosey and Hawkes Music Publishers










Varios nombres:
Gustav Mahler (1860-1911), uno de los compositores más influyentes e interpretados, de quien se cumplen 100 años de su muerte.
Es autor del Adagietto, que forma parte de su Sinfonía nº5 en do sostenido menor, uno de los momentos mágicos de la historia de la música.
Thomas Mann (1875-1955), escritor alemán, autor de Muerte en Venecia (1912), fascinante novela breve sobre el amor y la decadencia, sobre la vida y la muerte.
Luchino Visconti (1906-1976), director de cine italiano que adaptó en 1971 la novela de Mann y utilizó la música de Mahler como banda sonora.
Dick Bogarde (1921-1999), actor británico que da vida a Gustav von Achenbach, el compositor enfermo al que la vida se le va en Venecia y que se enamora de la belleza de un joven muchacho, Tadzio, interpretado por el actor sueco Björn Andresen cuando tenía 16 años.
La madre de Tadzio está interpretada por Silvana Mangano (1930-1989), hermosísima e inquietantemente elegante.
Una muestra de la belleza expresada con muchas letras mayúsculas. Son casi 12 minutos deliciosos y deben ser solo el anticipo de la película completa, que es una obra de arte que contiene muchas obras de arte.



lunes, 23 de mayo de 2011

jueves, 19 de mayo de 2011

De movilizaciones ciudadanas aquí y allá


... Y ESTO ES LO QUE NOS DICEN SUS PALABRAS Y SUS SILENCIOS:
QUE LA HISTORIA DE MÉXICO SE HA VUELTO A MANCHAR DE SANGRE INOCENTE.
QUE DECENAS DE MILES DE PERSONAS HAN MUERTO EN ESTA GUERRA ABSURDA QUE NO LLEVA A NINGUNA PARTE.
QUE LA PAZ Y LA JUSTICIA NO ENCUENTRAN YA LUGAR EN NINGUNO DE LOS RINCONES DE NUESTRO PAÍS.
QUE LA ÚNICA CULPA DE ESTAS VÍCTIMAS ES HABER NACIDO O VIVIDO EN UN PAÍS MAL GOBERNADO POR GRUPOS LEGALES E ILEGALES SEDIENTOS DE GUERRA, DE MUERTE Y DE DESTRUCCIÓN.
QUE ESTA GUERRA HA TENIDO COMO PRINCIPAL BLANCO MILITAR A SERES HUMANOS INOCENTES, DE TODAS LAS CLASES SOCIALES, QUE NADA TIENEN QUÉ VER NI CON EL NARCOTRÁFICO NI CON LAS FUERZAS GUBERNAMENTALES.
QUE LOS MALOS GOBIERNOS, TODOS, EL FEDERAL, LOS ESTATALES Y MUNICIPALES, HAN CONVERTIDO LAS CALLES EN ZONAS DE GUERRA SIN QUE QUIENES LAS CAMINAN Y TRABAJAN ESTUVIERAN DE ACUERDO Y VIERAN LA FORMA DE RESGUARDARSE.
QUE LOS MALOS GOBIERNOS HAN CONVERTIDO EN ZONAS DE GUERRA LAS ESCUELAS Y UNIVERSIDADES PÚBLICAS Y PRIVADAS, Y LOS NIÑOS Y LOS JÓVENES NO ENTRAN A CLASES SINO A EMBOSCADAS DE UNO Y OTRO BANDO.
QUE LOS LUGARES DE REUNIÓN Y DIVERSIÓN SON AHORA OBJETIVOS MILITARES.
QUE AL IR AL TRABAJO SE CAMINA CON LA ANGUSTIA DE NO SABER QUÉ VA A PASAR, DE NO SABER SI UNA BALA, SEA DE LOS DELINCUENTES O SEA DEL GOBIERNO, VA A DERRAMAR LA SANGRE PROPIA O LA DE UN FAMILIAR O LA DE UNA AMISTAD.
QUE LOS MALOS GOBIERNOS CREARON EL PROBLEMA Y NO SÓLO NO LO HAN RESUELTO, SINO QUE LO HAN EXTENDIDO Y PROFUNDIZADO EN TODO MÉXICO.
QUE HAY MUCHO DOLOR Y PENA POR TANTA MUERTE SIN SENTIDO.
QUE ALTO A LA GUERRA.
QUE NO MÁS SANGRE.
QUE ESTAMOS HASTA LA MADRE.
QUE YA BASTA.

En apoyo a los acampados en Sol, que si bien luchan por otras cosas, en el fondo buscan lo mismo.

Extracto de las palabras del EZLN en la marcha nacional por la paz. Chiapas, México. Mayo 2011.
Fotografía de tienda comunitaria zapatista cerca de Ocosingo, Chiapas. Marzo 2010.


choche

De cabeza


Sociedad indignada

Algunos no quieren darse cuenta de que 
las cosas pueden volverse del revés.
La iniciativa de los indignados por el sistema 
está empezando a aclararles las ideas.
Y los que quieran darse por enterados quizá 
puedan unir fuerzas para que la primavera 
reluzca con colores menos apagados.
Y, sobre todo, para que sepan los que indignan 
que no pueden burlarse eternamente de los indignados.


miércoles, 18 de mayo de 2011

Tocados con sombrero

























Hay quienes comienzan a cubrir sus cabezas.
¿Será por el sol?
¿Quizá para retener las ideas cojas?

martes, 17 de mayo de 2011

Comunicao

Los burros viejos no son nuevos...
Anuncio encontrado en la revista contracultural y de cómix underground Star,
publicada en Barcelona en 1976, poquitos meses después de que muriera el dictador.
La gente necesitaba abrirse y contar cosas, aunque fuera telepáticamente.

lunes, 16 de mayo de 2011

De burros viejos en Lavapiés



Curiosidades que se encuentran en la red. Y más en Lavapies.

Choche

Crónicas tronquistas. Burros de ayer y hoy

Sucedió un verano a fines de los 80, de vuelta de un viaje de peyote y bajando por Quebrada Escobares, en los alrededores de V.A. caminaba tranquilamente por un angosto sendero entre las montañas.

Al poco rato de andar me fui quedando atrás debido a las quemaduras en los pies, con los sentidos aún trastocados por la mezcalina avanzaba lenta y tranquilamente, sintiendo la tibieza de los rayos de sol en el cuerpo e intentando olvidar el dolor al caminar, hasta que llegó el momento en que sentí su presencia, primero unos pasos, luego algunos ruidos entre las ramas, me volteaba y nada, segui caminando y el ruido me seguía, mi inquietud iba creciendo y mi mente un tanto paranoiqueada hacia lo suyo aportando una dosis de temor e irracionalidad a los hechos, luego de algunos minutos lo pude ver, al igual que yo caminaba distraídamente, alrededor de unos 20 metros atrás mío, orejas bien paradas, mirada dulce, buen pelaje, era un burro.

Pero había algo anormal en ese burro, algo que lo hacía raro y peligroso, sucedía que cada vez que me detenía el también se detenía y cuando lo miraba a los ojos desviaba la mirada y disimulaba, comía una hoja de un árbol, miraba el cielo como pensando ¿irá a llover mañana? esa actitud que tenía el burro era lo que me inquietaba, pasaba el tiempo y mi perturbación iba creciendo, me detenía, el se detenía, caminaba yo y el caminaba, lo miraba y disimulaba, qué pretendía este burro de dulce mirada? ¿esperaba quizá el momento en que me agachase a sentir el aroma de una flor silvestre para atacarme o sería un burro telépata venido del espacio que pretendía entregarme un mensaje de alguna civilización aún desconocida para los terráqueos? Continuabamos caminando los dos siempre a la misma distancia, mirándonos con desconfianza, silenciosos y muy concentrados, al llegar a una bifurcación el burro dobló por un sendero que llevaba a una pequeña casa campestre llena de animales, era su casa, el sendero era angosto y yo obstruía el paso del burro y este por precaución, cortesía o respeto había mentenido la distancia. Ese burro me dejó una lección no sé cual sería pero me la dejó.

Por estos días he podido observar otro tipo de burro que merodea los bares de Lavapiés, más que un burro es un estado tronquista, llamado burro viejo, ¿en qué consiste el estado de burro viejo? el estado de burro viejo es que el que llega pasadas las tantas de la madrugada y después de que te bebes esas 2 o 3 últimas copas que estaban demás, se presenta como un desmoramiento del ser, orejas y lomo caídos, las patas desparramadas, los ojos semicerrados mostrando un estado soporífero, algunos rebuznos initeligibles y luego el silencio, en este momento es posible que llegue el estado de burro agonizante, ahí el burro prácticamente duerme parado y es posible que haga uso de armas químicas, lo que hará correr a las simpre atentas camareras del bar a encender un incienzo y los ventiladores y la clientela del bar cambiar de ubicación o huir hacia la puerta. El burro agonizante generalmente pasa sus últimos minutos de vida en alguna posición estrátegica en que obstruya lo más posible la pasada de los parroquianos y camareras, y se niega a moverse o dejar el bar lo que lo también lo asemeja a la tozudez tan propia de los burros, el obstruir el paso en un bar me recuerda la visita a lavapiés de la división tronquista del este a cargo del Comandante Vodka Tonic y los gigantes borrachos de Leipzig, pero es parte de otra historia y será contada en otra ocasión...

Hungu

El hungu es un antiguo instrumento africano, antecesor del berimbau brasileño.
La vida, la muerte y la música se unen en esta bellísima narración.
Guión, dirección y animación: Nicolas Brault
Montaje: Richard Comeau
Concepto sonoro: Olivier Calvert
Música original: René Lussier
Solista de berimbau: Mestre Jogo de Dentro
@2007 National Film Board of Canada
http://films.nfb.ca/hungu/

Otros tiempos




Qué difícil es escribir una carta de amor...

L'autre temps
(2001)
Dirección: Thomas Delcloy, Vanessa Lamblet, Céline Lardet
Producción: Supinfocom
Música: String Quartet No. 4 (Buczak) de Philip Glass
www.supinfocom.fr

Crónicas tronquistas. La creación del mundo.

Me lo contó una tortuga vieja de las Galápagos, que la creación del mundo se remonta a una historia de borrachos, fueron tres los que se conocieron en un bar y entre copas y delirios concibieron la idea de crear el mundo, lo imaginaron con de torres de caramelos, con cielos llenos de mariposas verdes y amarillas, hombres y mujeres tan felices como lombrices, se pusieron tan contentos con la idea que se abrazaron y bailaron y más vino bebieron, pero fue tanto lo que se emborracharon que la conciencia perdieron y se durmieron. En eso llegó Dios el nuevo camarero, que había escuchado atento la conversación, con indiferencia recogió las copas y creo el mundo.

Walking On Thin Ice
















video for Yoko Ono's 'Walking On Thin Ice' directed by Mike Mills and Arya Senboutaraj.
www.mikemillsweb.com
www.aryasenboutaraj.com

La vida es bella

Intervención gráfica de Javier Herrero.
Imagen de Gian Carlo Caselli, magistrado italiano, fiscal de Turín
y luchador infatigable contra la mafia.
Fotografía de Carles Ribas publicada en El País el 30 de abril de 2011

miércoles, 11 de mayo de 2011

Luces brillantes

Luz 



Dicen que soy doble zero, rapero y obrero 
Siempre trabajando sin ganar dinero 
Por eso te alzo la voz, para hacerte saber de lo que soy capaz 
De lo que soy capaz de hacer, machacándome, entregándome 
Aplicándome, trabajándome estoy y hasta el día de hoy 
allí donde voy nadie me conoce ni sabe quien soy 
¿El rapero quién? 
Un agujero en tu sien donde meto un concepto 
Pa que te enteres bien. No hay trampa ni cartón 
Solo son cuatro mentes con un sólo corazón.

Luz, ilumíname, hazme sentir bien. Muéstrame las cosas que tengo que ver. 
Luz del día muéstrame una vía abriendo paso por entre las nubes de arriba 
Ven, ven, céntrame ven, entra en mí, en mi verdadero ser 
muéstrate, enséñanos, desátate, libéranos.

Luz, ilumíname, hazme sentir bien. Quiero despertar al amanecer  

No quiero aprender eso que ya sé que no lo tengo que saber 
No quiero odiar, no quiero herir. Yo no quiero dividir 
No sé vencer, no sé luchar ni tampoco dominar. 
Quiero la luz de la aurora 
Y que llegue la hora de vivir solamente el ahora 
Sólo ahora porque todo lo demás son solo sombras, nada más.

Luz, ilumíname, hazme sentir bien.

Super Skunk
Luz, del disco Planeta azul (1998)

martes, 10 de mayo de 2011

Desnudo

























En cueros ante la potente presencia de la luz
Fotografía: Javier Herrero
Realizada con cámara de 2 Mpx de teléfono móvil Nokia 

lunes, 9 de mayo de 2011

Procaz

Apostemos por un comportamiento 
atrevido para la semana que se inicia.

Imagen: Javier Herrero
Intervención en un anuncio de Prada publicado en El País el 8-V-2011

viernes, 6 de mayo de 2011

El oficinista


















Faltaban pocos minutos 
para que el oficinista 
dejara su lugar de trabajo.
Iba a disfrutar de un 
merecido fin de semana.
Sonreía.

miércoles, 4 de mayo de 2011

Baten las entrañas


                     «La libertad es algo
                             que solo en tus entrañas
                                    bate como el relámpago»

                             Miguel Hernández, Cancionero y Romancero de Ausencias (1938-1941)
                                                                        Obra poética completa (Alianza Editorial, 2011)

domingo, 1 de mayo de 2011

Los perros románticos


Los perros románticos

En aquel timepo yo tenía veinte años
y estaba loco.

Había perdido un país
pero había ganado un sueño.

Y si tenía ese sueño
lo demás no importaba.

Ni trabajar ni rezar
ni estudiar en la madrugada
junto a los perros románticos.

Y el sueño vivía en el vacío de mi espíritu.
Un habitación de madera,
en penumbras,
en uno de los pulmones del trópico.

Y a veces me volvía dentro de mí
y visitaba el sueño: estatua eternizada
en pensamientos líquidos,
un gusano blanco retorciéndose
en el amor.

Un amor desbocado.
Un sueño dentro de otro sueño.

Y la pesadilla me decía: crecerás.
Dejarás atrás las imágenes del dolor y del laberinto
y olvidarás.

Pero en aquel tiempo crecer hubiera sido un crimen.
Estoy aquí, dije, con los perros románticos
y aquí me voy a quedar.


Roberto Bolaño. Los perros románticos (2000)
Edición El Acantilado, 2006
Ilustración: Zoto